Confianza ciega

27 Mar

foto yo PR08_GLASS_130213_SILVIAFRANCH

Nos hartamos de oír que el objetivo del periodismo es contar historias y que es fundamental que  éstas sean veraces, objetivas… ¿Qué ocurrió entonces con Stephen Glass?

“Sólo pretendía que el público me amara”. Así se excusaba ante el destape de su sorprendente ‘farsa’:  más de la mitad de sus artículos eran producto de su imaginación, asimismo las fuentes, citas, acontecimientos, personajes…Todo un entramado propio de un ilustrado en ciencia ficción.

Pero, ¿hasta qué punto es realmente deplorable su conducta? ¿El ‘todo vale’ no es el sustento de muchos profesionales hoy en día?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: